jump to navigation

VIVA, VIVA LA REVOLUCIÓN. VERSIÓN DE ROSA LEÓN abril 11, 2013

Posted by juanledesma in música, poesia, política.
add a comment

VIVA, VIVA LA REVOLUCIÓN, VIVA VIVA FALANGE DE LAS JONS

También conocida como “Himno de las milicias andaluzas”. Esta canción es más conocida por el comienzo de sus dos estrofas principales, que dicen, respectivamente, “Que no queremos reyes idiotas”, y “Los de Falange no tenemos miedo a “ná”.

Es de origen desconocido, de los primeros tiempos de FE de las JONS. Incluso, podría ser anterior, y que formara parte de la gran contribución musical que las primeras JONS aportaron a FE cuando su unión el 13-2-1934.

Es anónima en su música, aunque está basada en unas notas musicales de una pieza de zarzuela de la época. Aún más anónima es su letra, a la que diferentes camaradas hacían aportaciones -y variaciones- según cada circunstancia.

En esta versión, Rosa León canta la canción falangista “Viva la revolución”, en TVE.

Letra original:
“¡Viva, viva la revolución!,
¡Viva, viva Falange de las JONS!
¡Muera, muera, muera el capital!,
¡Viva, viva el Estado Sindical!,
Que no queremos -¡no!- reyes idiotas,
que no sepan gobernar.
Lo que queremos e implantaremos:
el Estado Sindical.
¡Abajo el Rey!”.

SEMBLANZA DE ROSA LEÓN

Rosa León (Madrid, 4 de septiembre de 1951) es una cantante y política española.

 Música

Comienza su carrera musical a principios de los años setenta en una formación llamada Rosa y Jorge, junto a Jorge Krahe, cantando en diferentes locales con un estilo que ya empieza a anunciar una cierta crítica socio-política.

Tras grabar su primer sencillo en 1972 (Las cuatro y diez), en 1973, ya en solitario, graba su primer LP titulado De alguna manera, que incluye varias canciones de Luis Eduardo Aute y versiona dos poemas de Mario Benedetti.

En 1975 publica Al alba, que incluye el tema homónimo, también de Aute. Se trata, en palabras de su autor, de una soterrada crítica a la pena de muerte, materializada en los últimos fusilamientos del régimen franquista ocurridos el 27 de septiembre de 1975.

Después de grabar el álbum Tiempo al tiempo en 1978, que no logra resultados espectaculares en el mercado de ventas, Rosa León no vuelve a editar un disco hasta 1983, con Rosa se está buscando en el espejo, que incluye el éxito ¡Ay paloma!.

A partir de ese momento, edita con periodicidad, destacando entre su producción el directo Amígas mías (1986) y cuatro discos grabados para el público infantil.

En los últimos años se ha dedicado más a la producción de otros artistas (El Consorcio, María Dolores Pradera, Clara Montes…) que a la interpretación.

Televisión

El primer contacto de Rosa León con la televisión se produce en 1974 como colaboradora en el programa infantil Cuentopos,1 presentado por Tina Sáinz, Manuel Galiana y Juan Diego. Siete años después haría lo propio con La cometa blanca, de Lolo Rico.

En 1987 presentó el programa musical A media voz, en Televisión española,2 y dos años después volvió a dirigirse al público infantil en el programa Sopa de gansos.3

Política

Comprometida desde siempre con causas políticas, Rosa León Ingresó en el Partido Comunista de España en 1977. En los últimos años ha estado vinculada al Partido Socialista Obrero Español y entre mayo de 2004 y septiembre de 2007, fue Concejala del Ayuntamiento de Madrid por dicho partido.4 A partir de esa fecha colaboró con el Ministerio de Cultura. En agosto de 2008 y 2011 fue Directora del Instituto Cervantes en Casablanca5 y desde esa fecha del de Dublín.

Vida personal

Hermana de la también cantautora Julia León y de la actriz Eva León, se matricula en la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Complutense de Madrid, carrera que abandonaría por la de Ciencias Químicas. Casada con el director de cine José Luis García Sánchez, y padres ambos del también director de cine Víctor García León.

Su padre, Ángel León Gozalo, policía de profesión, fue varias veces campeón de España de tiro, y obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Helsinki en tiro olímpico de 50 metros.

Discografía

•          De alguna manera (1973)

•          Cuentopos (1974)

•          Al alba (1975)

•          Oído por ahí (1976)

•          Tiempo al tiempo (1978)

•          Rosa se esta buscando en el espejo (1983)

•          Canciones para niños (1983)

•          Cuenta conmigo (1984)

•          Amigas mías (1986)

•          Y si partimos todo a la mitad (1986)

•          Rosa León (1988)

•          Canciones para niños 2 (1988)

•          Paloma desesperada (1989)

•          Mujeres (1992)

•          ¡Ay amor! (1992)

•          Los cochinitos (1995)

•          Canciones infantiles (2001)

•          Érase una vez (2006)

Anuncios

Filippo Tommaso Marinetti – Zang Tumb Tumb septiembre 1, 2009

Posted by juanledesma in poesia.
Tags:
1 comment so far

Filippo Tommaso Marinetti (Alejandría, Egipto, 22 de diciembre de 1876 – Bellagio, Como, 2 de diciembre de 1944) fue un ideólogo, poeta y editor italianodel siglo XX, fundador del Futurismo.

Estudió, además de en su ciudad natal, en París, donde terminó el bachillerato. Se licenció en Derecho en 1899 en la Universidad de Génova. Escribió algunos libros de poesía en francés, en los que utiliza el verso libre —precedente de las «palabras en libertad»— y desarrolla la mística del superhombre, inspirada en el poeta Gabriele D’Annunzio.

Su poema Les vieux marins (‘Los viejos marinos’) fue celebrado y divulgado por los poetas Catulle Mendés y Gustave Kahn. En 1898 Marinetti comenzó a publicar en varias revistas poemas de corte simbolista. Escribió también en francés la obra teatral Le roi Bombance.

En 1905 fundó en Milán, en colaboración con Sem Benelli, la revista Poesia. En una de sus primeras obras teatrales, Elettricità sessuale (1909), aparecieron los robots —obviamente, con otra denominación—, diez años antes de que el novelista checo Karel Čapek inventase la palabra «robot».

En 1909 publicó en el periódico francés Le Figaro el Manifiesto del Futurismo, y en 1910, en el mismo diario, el segundo manifiesto. Es de notar que para Marinetti el manifiesto fue un género literario original; tanto es así que la crítica considera sus manifiestos entre sus mejores obras. Desarrolló la literatura futurista en numerosos ensayos y poemas, en su novela Mafarka il futurista (1910), y en obras teatrales «sintéticas», de carácter experimental, entre la que destaca Zang Tumb Tumb (1914).

Como «jefe» del movimiento futurista intervino en numerosas obras, antologías, tomas de posición, etc. Hacia 1920, cuando el futurismo era ya un fenómeno del pasado y aparecían en Europa nuevos movimientos vanguardistas, Marinetti comenzó a mostrar simpatías por el fascismo.

Llegó a ser miembro de la Academia de Italia, fundada por los fascistas. y se convirtió en el poeta oficial del régimen de Mussolini, al que fue fiel hasta los tiempos de laRepública de Saló. Murió en 1944.

BOMBARDAMENTO

marinettibom1

BOMBARDEO

Traducción de Pilar García

marinettibom2

ZANG TUMB TUMB. POESÍA VISUAL Y SONORA FUTURISTA

Zang Tumb Tumb, la recopilación publicada en 1914 a la que pertenecen tanto «Balance de las analogías» como «Bombardeo» -que ya había aparecido en la revista Lacerba en 1913 como «Adrianópolis asedio orquestra»-, recoge las impresiones de Marinetti sobre el sitio de Adrianópolis durante la primera guerra balcánica (1912-1913),  en la que participó como voluntario.  El libro plasma literariamente algunas de las ideas que los futuristas habían proclamado desde 1909 en sucesivos manifiestos, como la «aceleración de la vida» o la glorificación de la guerra, y constituye el modelo de una nueva concepción que anticipa la poesía concreta. Aunque los recursos visuales y sonoros de la obra no eran nuevos,  la originalidad de Marinetti consistió en su capacidad para fusionarlos a partir de lo que bautizó como «palabras en libertad». «Bombardeo» sirvió a Luigi Russolo para ilustrar la teoría músical futurista en su manifiesto El arte de los ruidos, y Marinetti y Russolo organizaron más  tarde en Londres un recital  con parte de los textos de Adrianópolis acompañado de tambores y percusión sobre metal. Por otra parte, la experimentación plástica y tipográfica de Zang Tumb Tumb tiene un carácter pionero y antecede a la larga serie de obras de las vanguardias que recurrieron a formas estéticas similares. La destrucción de la sintaxis, la anulación del yo, la aplicación de técnicas de collage tipográfico o la reproducción  de los rasgos físicos de los objetos en el texto, hacen de Zang Tumb Tumb en una obra para ser vista pictóricamente o declamada más que leída en el sentido tradicional. El espacio se ordena, por ejemplo, para que las palabras fluyan a través de la  página como si fueran obuses o formen líneas de soldados que esperan la orden de ataque, mientras que las onomatopeyas capturan los sonidos de la batalla, desde los disparos y explosiones de la artillería hasta el tableteo de las ametralladoras. Zang Tumb Tumb es el primero de los numerosos poemas visuales bélicos de Marinetti, entre los que destacan «Después de la batalla del Marne, el general Joffre inspecciona el frente», o «Batalla en nueve cotas del monte Altissimo», ambos pertenecientes al ciclo de la Primera Guerra Mundial.

MANUEL MACHADO. “CANTE HONDO” julio 20, 2009

Posted by juanledesma in poesia.
add a comment

MANUEL MACHADO

Manuel Machado Ruiz (Sevilla, 29 de agosto de 1874 – Madrid, 19 de enero de 1947) fue un poeta español, hermano de Antonio Machado. Fue uno de los más destacados representantes del Modernismo en España.

Manuel era hijo de Antonio Machado Álvarez, conocido folclorista sevillano de sobrenombre «Demófilo» y de Ana Ruiz. Su hermano fue otro poeta de trayectoria paralela: Antonio Machado.

De su padre heredó el amor a lo auténtico del carácter popular andaluz. Nacido en la calle de San Pedro Mártir nº20, también su infancia transcurrió en el seno del Palacio de las Dueñas, donde su familia había alquilado una de las estancias destinadas a particulares. A pesar de lo creído, nada demuestra que su padre trabajara como administrador de la ilustre casa ducal de Alba. Cuando Manuel tenía 9 años, la familia al completo se traslada a Madrid dado que el abuelo paterno ha conseguido una cátedra en la Universidad Central. El deseo de todos es que los tres hermanos -Manuel, Antonio y José- cursen sus estudios en la Institución Libre de Enseñanza, dirigida por Francisco Giner de los Ríos, gran amigo del abuelo Manuel.

La familia se trasladó a Madrid y allí fue donde desarrolló lo importante de sus estudios que llegaron hasta la licenciatura de Filosofía y Letras. A partir de esos años, la familia Machado volvería a Sevilla en muy escasas ocasiones pero lo sevillano y lo andaluz siempre fue para él una referencia viva, aunque distante, por la nostalgia y el amor que derramaban sus padres hacia la tierra que les vio nacer.

En Madrid, el joven Manuel empieza a dar a conocer sus primeras poesías y colabora en diversos proyectos de la vida literaria madrileña junto con escritores como Francisco Villaespesa y Juan Ramón Jiménez.

Con el transcurrir de los años, llegó a ser director de la Hemeroteca y Museo Municipal. Creó varias revistas literarias de escasa duración, y colaboró en periódicos diarios de Europa y América.

Contribuyó fervientemente a la poesía modernista, entendida en su vertiente más colorista, decadente y cosmopolita, dándole un matiz andalucista que hace de su poesía algo único.

A menudo se ha contrapuesto esta vertiente modernista a la Generación del 98.

En el año 1938 —en plena guerra civil— fue designado para ocupar un sillón en la Real Academia Española.

Manuel y Antonio, dos poetas hermanos que despuntaban en aquel Madrid de principios del siglo XX, llegaron a colaborar en la creación teatral, siempre impregnada de situaciones que recordaban al típico ambiente andaluz. La obra cumbre de su creación teatral es, sin duda, «La Lola se va a los Puertos», de la cual se han hecho un par de versiones cinematográficas.

Otras obras teatrales en cooperación fraternal fueron: «La duquesa de Benamejí», «La prima Fernanda», «Juan de Mañara», «Las adelfas», «El hombre que murió en la guerra», «Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel». Después, los dos hermanos poetas se encaminan por senderos separados que les conducen, hacia el final de sus vidas, a abrazar los dos diferentes bandos en los que desembocó España por culpa de la guerra civil.

Manuel y Antonio, a pesar de recorrer caminos separados en la creación poética, siempre conservaron un paralelismo en sus obras, cualquiera que las observe con algún detenimiento descubrirá, en cada una de ellas, algunos retazos o matices que delatan la fuente común de la que bebieron y vivieron. Tiene Manuel Machado una poesía titulada «Adelfos» que bien pudiera llevar el subtítulo de «Autobiografía». En ella, el poeta describe con bellos florilegios, una argumentación muy paralela a la contenida en la poesía «Retrato» de su hermano Antonio. Ambas poesías están construidas con versos alejandrinos; ambas poesías se componen de serventesios — nueve serventesios la de Antonio, uno menos la de Manuel; y ambas poesías describen las autobiografías poéticas respectivas.

Sin embargo, Manuel Machado es el gran conocedor y divulgador de letras de los cantes flamencos, que a decir con el gracejo típico andaluz, ha quedado bajo el conocido nombre de «cante hondo». No es nada raro que parte de su inspiración la hubiera tomado de la enorme colección de letras de cantes flamencos, que su padre fue recopilando a lo largo de muchos años, tomadas directamente de los anónimos cantaores andaluces y que publicó en un libro titulado «Cantes flamencos».

Manuel Machado fue un gran estudioso de todos los estilos del cante flamenco y escribió poesías idóneas, que bien pudieran ser adaptadas para la música de una garganta y una guitarra española. Su estilo poético incluye estrofas de coplas, seguidillas, y soleares. Dentro de este último estilo, el poeta innovó una variante de soleá en la que el verso central tenía un número desproporcionado de sílabas (9, 10, 11, ó más sílabas) que él mismo bautizó como soleariyas. También escribió romances octosílabos, cuartetos, serventesios y sonetos.

Bajo el estilo de soneto, escribió como nadie los sonetos octosílabos, denominados sonetillos; y dentro de estos sonetos de arte menor, véase la filigrana que borda con el sonetillo trisílabo titulado «Verano». Cuando el poeta reproduce literalmente esas palabras típicas del decir andaluz, para mejor dar a entender al lector que no pertenecen al correcto lenguaje español, van escritas en letra cursiva. Ahora por medio de estos modernos métodos, se expone una de sus mejores antologías, para que sea apreciado y valorado con serena neutralidad; con ello, hacemos un agradecido homenaje al fino y gran poeta del alma andaluza.

Su verso es ingenioso, ágil, expresivo, muy influido por el parnasianismo. Verlaine y Rubén Darío son destilados por Manuel Machado para darles una personalidad única.

CANTE HONDO

A todos nos han cantado
en una noche de juerga
coplas que nos han matado…

Corazón, calla tu pena;
a todos nos han cantado
en una noche de juerga.

Malagueñas, soleares
y seguiriyas gitanas…
Historias de mis pesares
y de tus horitas malas.

Malagueñas, soleares
y seguiriyas gitanas…

Es el saber popular,
que encierra todo el saber:
que es saber sufrir, amar,
morirse y aborrecer.

Es el saber popular,
que encierra todo el saber.

ARTE FUTURISTA junio 19, 2009

Posted by juanledesma in poesia.
Tags:
add a comment

Arte Futurista

Una mañana de agosto de 1976 el cineasta francés Claude Lelouch montó una cámara en un Ferrari 275 GTB y, conducida por un piloto de Fórmula 1, recorrió las calles de París.

El Ferrari del director de “La aventura es la aventura” y de “Los unos y los otros” alcanzó en algunas zonas de la ciudad los 225 km/h. Nunca se dijo oficialmente quién había sido el piloto de la prueba, pero hay serias sospechas de que el intrépido haya sido Jacques Laffite, o Jacky Ickx o Petar Vranesevic, todos pilotos profesionales de la época.
La duración del “paseo” fue de casi 9 minutos, desde Porte Dauphine, pasando por el Louvre, hasta la Basílica de Sacre Coeur. Ninguna de las calles estaba cortadas, ya que Lelouch no había obtenido el permiso para realizar este film que tituló “C’était un rendez-vous” y hoy es uno de los puntos más cercanos entre el mundo de los motores y el mundo de celuloide.

MELANCOLÍA DEL DESAPARECER junio 15, 2009

Posted by juanledesma in homenaje, poesia.
Tags: ,
add a comment

in memoriam

MELANCOLÍA DEL DESAPARECER

Y pensar que después que yo me muera 
aún surgirán mañanas luminosas, 
que bajo un cielo azul, la primavera, 
indiferente a mi mansión postrera, 
encarnará en la seda de las rosas. 

Y pensar que desnuda, azul, lasciva, 
sobre mis huesos danzará la vida, 
y que habrá nuevos cielos de escarlata 
bañados por la luz del sol poniente, 
y noches llenas de esa luz de plata, 
que inundaban mi vieja serenata 
cuando aún cantaba Dios bajo mi frente. 

Y pensar que no puedo en mi egoísmo 
llevarme al sol ni al cielo en mi mortaja; 
que he de marchar yo solo, hacia el abismo, 
y que la luna brillará lo mismo, 
y ya no la veré desde mi caja.

Agustín de Foxá